21 enero, 2008

El comentario de un lector del diario La Nación acerca de la educación con motivo de un artículo del Dr. Martín Becerra

Interesante y polémico comentario que invita a la reflexión y al debate:
Antes de que los docentes de TODOS los niveles comiencen a enviar comentarios pedagógicos modernos y de los otros, intentando ARTICULAR lo inarticulable, sería bueno que recuerden que estamos en el siglo XXI, que la desigualdad y las atrocidades son el modus vivendi de millones de personas, especialmente de niños. ¿Qué es lo que pretenden ahora? ¿Profundizar la brecha que separa a los estudiantes con acceso a la tecnología de los que no la tienen? ¿O acaso es uno más de los pretextos que han esgrimido históricamente para justificar la transmisión de sus limitaciones, prejuicios, propia ignorancia y mezquindad?. Señoras y señores: dejen de ser trabajadores sociales de la educación, paren con los cursos que les dan puntaje y nada más, renuncien a las cátedras que los “prestigian” a las que ni siquiera concurren. Ustedes son quienes deben leer, instruirse y mirar un poco más la realidad, ésta los viene aplastando y descalificando, pero pareciera que el titulejo de “docente” los autoriza, no sólo para analizarla, también para erigirse en jueces de conductas y tendencias. Hagan su trabajo los que pueden, los que ante los cambios se informan para comunicarse con sus alumnos, los demás comiencen a preguntarse porqué en la historia de la Argentina, jamás hubo un movimiento, una corriente, una huelga, que hiciera sentir sus quejas ante la depredación educativa. Frente a un grupo de delirantes que confundió y sigue confundiendo educación con colonización, la mayoría de los docentes fueron y son pasivos. La REFLEXIÓN y el estudio les es ajena, y cuando se enfrentan con alumnos lectores y preguntones no son capaces de acompañarlos en sus inquietudes (que son las de la sociedad señores), los acallan con la repetición de los “contenidos” de los esquemáticos y coloridos manuales confeccionados por empleados de editoriales multinacionales. Entonces, dejen que la gente trate de no quedarse afuera y acompañen los procesos con un poco más de interés. Los docentes seguimos discutiendo y algunos escribiendo cosas que sólo leen algunos docentes, mientras el mundo sigue andando. A estas alturas, la tecnología ya no es una moda, todo está informatizado, la mayoría de los adolescentes de las villas miseria tiene un celular, y más actual y costoso que el nuestro. Ellos van al Cyber a jugar con programas de juegos que solo entienden los analistas de sistemas y juegan y ganan porque para competir tienen que pensar cómo vencer. Si en la escuela sus docentes se interesaran por los juegos, se darían cuenta de que son historias épicas, guerras actuales con héroes y villanos, etc. Pero es preferible descalificar, juzgar, antes que interiorizarse sobre lo que pasa en la cabeza de los niños y jóvenes que ya saben que “los maestros no saben nada”. Es casi verdad, mientras se reciban migajas del conocimiento a través de Internet y no haya docentes que hagan de ellas un pan sabroso y nutritivo, los chicos que no tienen dinero, seguirán sin enterarse que casi gratis pueden acceder a la lectura de autores y trabajos científicos que les plantearían el desafío de vencer la desigualdad. ¿O tienen miedo de que piensen y se den cuenta que estamos en manos de cuatro locos con carné?

"El correlato de un país con varias fracturas" por Martín Becerra en La Nación (20 de enero de 2008)

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola:

Personalmente me impresiona que el comentario del lector de La Nación contiene cierto tono autoritario que me aleja de la invitación a la reflexión; sin embargo, considero de interés la nota de Martín Becerra cuando señala.."La escuela no debería prescindir de ningún
recurso que colabore con esas tareas complejas y formidables. El
Estado, a su vez, no debería desentenderse de las múltiples formas de acceso y uso de las redes..."

El uso del tiempo de verbo condicional debería ¿ha querido expresar un deseo, una petición o un reproche? ¿supone el enunciado que la escuela actual "se abstiene de" y que el Estado se desentiende?

Destaco en el artículo el rol asignado a la escuela, en particular en la frase "se aprende a reconocer a otras personas y a convivir con ellas" y estimo que dada la importancia que esto último tiene merece todo el esfuerzo en su petición y a la vez el reproche por la falta de cumplimiento y atención,

Un saludo,
Nora

Diego LEVIS dijo...

Nora, hay en el comentario del lector de La Nación un tono de desprecio al saber académico, o al saber de muchos académicos, bastante generalizado entre los docentes. La invitación a la reflexió no la hace él, la hice yo, pensando en lo que este tipo de ideas implica para quienes además de dedicarnos a la enseñanza, pensamos la educación. Las TIC plantean la necesidad de revisar paradigmas que en muchas ocasiones están enquistados en las prácticas aúlicas, perdiendo en su inmovilidad su primaria razón de ser. Usar computadoras y redes como si fueran pizarrones, cuadernos, libros o calculadoras avanzadas puede ser útil pero lo que es seguro que desmerece el potencial transformador de estas tecnologías
Gracias por participar en el debate
Saludos
Diego

Anónimo dijo...

Diego:

Me parece que el artículo de Becerra pretende abrir el juego hacia otras formas de reflexión, diferentes y productivas.

Creo que las opiniones descalificadoras, llenas de inexactitudes como en el caso que nos ocupan, no sirven (al menos a mi no me sirven) como disparador de un debate que deje algún resto de valor.

Me remito simplemente a Castells: "sin educación, la tecnología no sirve para nada". No toca a nosotros docentes entonces, una enorme responsabilidad en esto, que se contruye desde la capacitación, desde nuestro aprendizaje, desde el debate entre pares y desde, creo, la humildad solidaria del que hace algo por otro.

Un abrazo, Diego. Un placer, como siempre, visitarlo en su blog.

Enrique Quagliano
apunteseideas.com.ar

Anónimo dijo...

Diego: quise decir: "Nos toca a nosotros docentes entonces...". Te agradecería lo corrijas.

Saludos,

Enrique

Juan Pablo dijo...

Como siempre muy acertados los comentarios de Levis. Si sirve como ejemplo de docentes y NTICS (videojuegos)lean una entrevista que Viviana Celso le hizo a un Profesor de educacion fisica en el sitio de educacion de la ciudad. Este es un caso muy poco frecuente, mucho mas aun por venir de educacion fisica. Muy interesante para pensar y reflexionar. Lo recomiendo: http://www.buenosaires.gov.ar/blog/educacion/2007/09/24/los-adultos-debemos-superar-prejuicios-y-brechas-esa-es-la-clave/

Saludos, Juan Pablo

Diego LEVIS dijo...

Juan Pablo y Enrique, muchas gracias por sus comentarios.
El anonimato que permiten los blogs abre la posibilidad de escribir desde lugares de resentimiento y enojo y también desde el desdén y el desconocimiento.
El comentario del lector de La Nación refleja un estado de opinión extendido entre muchas personas . Pienso que es importante plantearnos que está sucediendo para llegar a este tipo de descalificaciones de la actividad docente y académica.

Juan Pablo dijo...

Diego, ¿por que cree usted que sucede esto que tan inteligementemente señala?

(Escribir desde lugares de resentimiento y enojo y también desde el desdén y el desconocimiento con relacion a que está sucediendo para llegar a este tipo de descalificaciones de la actividad docente y académica)

Gracias por su tiempo. Juan Pablo

Anónimo dijo...

Más allá de mi desacuerdo con el modo del mensaje y una vez superada esa barrera inicial, quisiera brevemente referirme a dos comentarios del lector del diario que considero de interés.

Uno cuando hace referencia a que chicos y chicas "juegan y ganan porque para competir tienen que pensar cómo vencer"; de hecho
existen experiencias educativas valiosas en prevención de violencia que permiten a través del juego "actuar" situaciones de la vida cotidiana y contribuir a la resolución de conflictos de una forma más armónica.

También me parece acertado cuando destaca la importancia de que los "chicos que no tienen dinero,
puedan acceder a la lectura de autores y trabajos científicos que les plantearían el desafío de vencer la desigualdad".

Si bien coincido en que la educación es una vía esencial para romper el círculo de la pobreza, también estimo que el dinero no "compra" la motivación, que en muchos casos es la que hoy está devaluada,

Un saludo
Nora

Anónimo dijo...

La motivación está asociada a las expectativas de resultados. En sociedades duales como la nuestra, en la que el origen sociocultural establece una discriminación de partida, es común que muchos niños y jóvenes consideren que su vida está predeterminada, que hagan lo que hagan para conocer su futuro nada mejor que verse en el espejo de sus mayores (padres, hermanos, tíos)

Anónimo dijo...

Interesante comentario acerca de la motivación con el que adhiero... pero a la vez me pregunto ¿es tan lineal esta asociación? Existen niñ@s y jóvenes que disponen de espejos positivos en los cuáles mirarse y por diferentes motivos no están o no se sienten en condiciones de poder hacerlo y qué decir de la situación inversa.
Otras veces y aún habiendo recibido estímulos culturales y sociales de forma satisfactoria, algun@s niñ@s y jóvenes experimentan una sensación de vacío sin que exista lugar alguno para la motivación.
L@s docentes seguramente disponen de ejemplos diarios en este sentido.
Tal vez nos sea posible encontrar otras asociaciones que nos permitan obtener más respuestas.

Nora

Anónimo dijo...

Diego:
No estoy segura de que el comentario del "lector ofuscado" apunte a las diferentes aperturas que hace Martin Becerra en su articulo en La Nacion... mas bien parece un descargo desde las entrañas.
Rescato del articulo de Becerra la desmitificacion que hace de las tecnologias en general, pero a la vez la capacidad de insertarlas en su contexto de desarrollo, muy en la linea de trabajo de Manuel Castells. No las condena ni las deifica.
Todo esto, aplicado a la Argentina y al fiasco del plan de 1 laptop por niño.
Muy bueno el debate, gracias Diego por este espacio de dialogo.
Saludos.
Ana

Anónimo dijo...

Eres un genio ?
Comprueba tu inteligencia !

http://inteligencia-test.com.ar/#340457