23 marzo, 2007

Classmate de Intel: ¿Hacia la consolidación de la escuela mercado?

Intel, el principal fabricante de procesadores del mundo, construyó una pequeña computadora pórtatil, la "Classmate", diseñada especialmente para mercados emergentes para competir con el proyecto "Una laptop por niño" lanzado por Negroponte. El lunes 19 de marzo, invitado por Educ.ar, tuve la oportunidad de asistir junto a otros expertos en educación a la presentación del proyecto de Intel en el Ministerio de Educación de la Nación.


Ministerio de Educación de la Nación- 19/03/07 (Foto D.Levis)


Los portavoces de Intel dejaron claro que la máquina fue diseñada de acuerdo a las necesidades y posibilidades de los llamados mercados emergentes (eufemismo para nombrar a los países no tan pobres), entre los que Intel nos sitúa, y no desde una perspectiva pedagógica. De hecho entre la "Classmate" y una laptop tradicional, salvo en cuanto prestaciones, hay escasas diferencias.
La educación como negocio prometedor que se debe conquistar. (Ayer leí que la BBC anunció la interrupción de un servicio educativo gratuito a través de Internet - muy popular- por las protestas ante la Comisión Europea de instituciones educativas privadas)
Tras dos horas de insustanciales y poco sólidas presentaciones acerca de las "ventajas" educativas del modelo "una computadora por niño" (entre otros lugares comunes nos explicaron que el uso de computadoras "mejora la comunicación escrita y facilita la conección -¡¡¡escrito así!!!- con otras escuelas") y de inevitables loas al papel de Intel a la inserción de la informática en la educación formal, en especial a la limitada y mediocre (siendo suave) formación docente que provee el programa "Educar para el futuro" que la compañía estadounidense ofrece en asociación con Microsoft, pudimos conocer las características de la "classmate".


Classmate
de Intel (Foto D.Levis)


Se trata de una laptop de pequeño tamaño, provista en su versión actual de un procesador obsoleto y de dudosa calidad (Celeron de 900 mhz) y una pantalla de 7 pulgadas, de menor tamaño y calidad que la del aparato de OLPC. El sistema operativo que utilizan los prototipos que nos mostraron es Windows XP aunque hay que remarcar que las máquinas están preparadas para utilizar dos distribuciones de Linux (Mandriva y Metasys). La classmate funciona mejor que el aparato de OLPC pero a diferencia de la máquina ideada por el equipo del MIT no aporta ninguna novedad conceptual. En cierta medida esta aparente carencia puede ser también una de sus fortalezas: al tratarse de una máquina de arquitectura abierta permite adaptarla a diferentes usos y concepciones educativas. Esto nos obliga a plantearnos una vez más para qué queremos computadoras en la educación y cómo queremos usarlas.
Intel propone con la máquina algunas aplicaciones entre la que se destacan, Top Domaine, un software centralizado de trasmisión de contenidos y control desde la computadora del docente que replica un modelo instruccional basado en una concepción centralizada (tradicional) de la educación y el Pegasus Note Taker, un ingenioso dispositivo que permite que la computadora registre trazos (escritura/dibujo) manuscritos sobre papel. Además dispone de un sistema de seguridad basado en el uso de un certificado digital.
La Classmate funciona porque utiliza un software no específico con años de rodaje, pero ergonómica y técnicamente no parece adecuada para el uso / posesión de niños de la escuela primaria. En su actual diseño es una máquina pensada desde una concepción comercial y no educativa (una PC portátil de bajas prestaciones y de muy bajo precio)

Un último comentario
Me resultó llamativo escuchar a los directivos de Intel pedir a los asistentes a la reunión que contribuyamos con nuestras comentarios y sugerencias a mejorar la propuesta de la empresa. No entiendo esa dinámica. Me cuesta donar mi trabajo a una de las mayores empresas del mundo. Si necesitan asesoramiento para mejorar su mediocre propuesta invito a Intel a contratar los servicios de un equipo de especialistas Otra posibilidad es que las instituciones que hagan pruebas pilotos con la "Classmate" facilten sus evaluaciones a Intel a cambio de obtener un descuento importante en la compra, mantenimiento y renovación de los equipos. Ojalá que Educ.ar sepa negociar un acuerdo de este tipo, cualquiera sea la máquina finalmente elegida.

Diego Levis - 23 de marzo de 2007

6 comentarios:

Anónimo dijo...

En principio, agradezco y felicito a Diego Levis por su claro artículo.
Si bien no tuve la oportunidad de asistir al encuentro que hace referencia en la nota, comparto plenamente que el proyecto "una computadora por niño" no tiene sustento pedagógico. Lamentablemente, en nuestro país, parece que los discursos van por un lado y las acciones por otro. En la historia de inserción de la Informática dentro del ámbito escolar, hemos escuchado muchos discursos pedagógicos seductores, que generalmente empiezan por priorizar el hardware; adhieren a idea de "informatizar", suponiendo que esto es distribuir computadoras.
Creo, como señala Diego, que la inserción de la computadora en la escuela es ineludible; pero considero que nos falta mucho debate serio entre el grupo de profesionales y docentes que respaldamos esta idea.
La inserción de objetos informáticos en el ámbito escolar, según mi opinión, requiere justiticativos y fundamentos sólidos. Evidentemente, estos debemos ir construyéndolos.
Análisis críticos-reflexivos que permitan interpretar hacia donde vamos quizás sea el primer paso. Luego, el desafío es ir creando espacios de investigación que nos permitan pensar nuevas alternativas.
Sí creo que este tipo de proyectos, lamentablemente, perjudican a nuestro campo porque las intenciones y promesas poco fundamentadas se desvanecen rápidamente. La idea que queda, entonces -según mi opinión-, es que en el ámbito escolar, a través de Informática se venden espejitos de colores ... o simpáticas máquinitas inútiles.

Un saludo cordial, Rosa Cicala

Quique dijo...

Adhiriendo al comentario de Rosa, quisiera agregar que la estrategia de Educ.ar para con los críticos al proyecto, parece ser la agresión y la descalificación.

Dentro mismo de Educ.ar, algunos que han sido historicamente críticos con ciertas decisiones al menos oscuras, han cambiado sus posturas vaya a saber uno por qué, pero no deja de ser llamativo.

Está muy bien que exista Educ.ar. Está muy bien que se desarrollen proyectos que mejoren la calidad educativa en relación con las TIC. Pero hay cierta postura de infalibilidad que no me agrada.

¿No será que algo está fallando, al haber tantos docentes que tenemos dudas sobre este proyecto? ¿No hay nadie en Educ.ar que "pare la pelota" y pregunte adonde puede llegar a estar el problema?

No es raro que el autoritarísmo se disfrace de buenas intenciones, y sólo ofezca "pan y circo".

Un saludo, Diego. Felicitaciones por estos espacios que genera.

Kraken dijo...

Es lamentable la actitud de las autoridades y de los profesores que ven un rayo de sol con cuaquier lampara de pilas que se les ofrece sin antes hacer un análisis serio de los recursos informáticos que, les prometen, serán de ayuda en educación. Es el caso de la ClassMate la cual se abraza como tabla salvadora ante la carencia de propuestas educativas serias en materia de tecnología educativa; en estos lamentables casos cualquiera puede venir a ofrecer una espada laser, del estilo de la pelicula guerra de las galaxias y hacela pasar como lo último en TICs para educación. Recomendaría a los que tiene que ver con decisiones en este renglón, espcíficamente el usos de esta simpatica maquinita, que acompañen su propuesta con un programa de danmificados de la vista por el uso de una pantalla de 7 plg que obliga a forzar la mirada para poder ver las letras y demás cosas que presenta el superligero Windos XP instalado. Además, los gobiernos estan siguiendoles el juego a los gigantes fabricantes de hardware, en esta desafortunado caso, las dichosas maquinitas son terriblemente absoletas con su "poderosisimo" proceador celeron de 900 Mhs y sus bien conocidos limitados recursos; sin posibilidades de crecimiento. se venden a granel a los paises del tercer mundo (o como se les llame)bajo la caratula de innovación educativa. Pero bueno, acá en latinoamerica, paises del congo, Africa, etc. todavía aceptamos la basura de esas inescrupulosas compañias que tienen su mercado asegurado por la ignorancia de los que dicen saber de informática en educación.

Adriana dijo...

Hoy salió una nota extensísima en la revista Veintitrés sobre este lanzamiento. Dice que la venta de la Classmate está online en EXO a $1499. Pero entré y no la ví.
Más allá de que estén en la aduana, y lo pregunto porque no soy docente, realmente es una burla para la docencia? Por?
Gracias. Adriana

Fernando Cassia dijo...

Ay, ay, los docentes, dan verguenza ajena.

Confunden la Classmate con la XO del proyecto OLPC.

Dicen que un procesador de 900 Mhz no sirve, cuando la idea es que las computadoras tengan la mayor VIDA DE BATERIA POSIBLE, salvo que quieran causar problemas electricos en las pobres instalaciones de las escuelas, con zapatillas por el piso y triples por doquier para enchufar todas las computadoras al mismo tiempo....

(se imaginan 30, 40 fuentes de alimentacion conectadas al unisono porque PODEROSISIMAS laptos de 4 Ghz. duran 20 minutos encendidas usando la bateria?).

@Kraken: vos podras no ver las pantallas de 7" porque seguro tenes arriba de 40 y no ves dos en burro. Te sugiero que te hagas hacer anteojos recetados. Los chicos, salvo que tengan problemas de salud, ven perfectamente. Por otra parte que prentendes, que anden cargando notebooks con pantalla de 17" ???

@Quique: habla de "este proyecto". De que proyecto habla? Una cosa es el proyecto OLPC con las laptos "XO" y el entorno SUGAR, que SI es revolucionario, y otra esta paparruchada de Intel con las "Classmate" que no es otra cosa que crear consumidores-bobos de Windows, adoctrinando a nuevas generaciones de usuarios.

Para opinar seria bueno que se informen un pcco sobre la XO, que la hace revolucionaria, que es el entorno SUGAR, y por que es una plataforma revolucionaria en todo sentido.

@Kraken: son Mhz, MegaHertz, no "Mhs"

@Adriana: lo que tendria que explicar el gobierno es otra cosa, por que habia prometido la compra de 1 Millon de laptops XO del proyecto OLPC y cuando se fue FIlmus eso quedo en la nada, y ahora terminamos comprando estas garchas con XO que realmente no sirven para nada mas que para crear usuarios de Windows/Office.

http://www.theinquirer.net/inquirer/news/1001027/the-olpc-retro-futurist
^ Mi nota a un par de argentinos que explican por que el entorno de software de las XO de OLPC fomenta el interes en el desarrollo de software.

FC

Diego LEVIS dijo...

Fernando, pasó el tiempo y tal como supuse hace ya casi 4 años, el gobierno eligió la propuesta de Intel, con Windows y Ubuntu ( no es difícil adivinar cual de los dos sistemas terminará imponiéndose: el hábito hace al monje y si la capacitación recibida ayuda aún más). El tema da para largo. La clave está en que los chicos puedan, realmente, llevarse las máquinas a sus casas