30 agosto, 2007

En respuesta a un artículo publicado en Educ.ar acerca del debate sobre el concepto "Nativos Digitales"

El 8 de agosto pasado Educ.ar publicó en su weblog un artículo de Mario Kiektik, consultor de empresas y docente de la UBA y de otras universidades argentinas, que aborda el debate acerca del termino "Nativos digitales", lema publicitario de moda en el mundo de las TIC. En dicho texto el autor tergiversa mis ideas acerca de esta cuestión, atribuyéndome dichos e intenciones absolutamente contrarias a mi pensamiento.

Cito textualmente el escrito (no excelente) de Kiektik: "(...) un post 'excelente' de Diego Levis donde básicamente se dice que no existen 'nativos digitales' y que los 'adultos' deberíamos hacernos cargo de enseñarle a los ahora ex-nativos lo que es bueno. Ellos, los nativos, hacen 10 cosas a la vez y comprenden los códigos, nosotros los migrantes hacemos una cosa cada tanto, pero tenemos derecho a educarlos".

Remito al autor a los numerosos artículos que he escrito acerca de alfabetización digital y a otras cuestiones referidas a educación, muchos de los cuales puede encontrar en mi sitio web (diegolevis.com.ar), para rastrear algo similar a las palabras que me atribuye. Tampoco las encontrará en el artículo mencionado.
Repito aquí, eso sí, que muchos de los supuestos "nativos digitales" (todos los niños y jóvenes de 4 a 23 años, de acuerdo a los propagandistas del "concepto") hacen un uso rudimentario de computadoras y otros dispositivos digitales, y que el hecho de ser usuario no implica conocer y mucho menos dominar el lenguaje informático. Como decía Atahualpa Yupanqui, "paisano (nativo) es aquel que tiene el país adentro"

No sé si tenemos "derecho" a educar a nadie. Lo que es seguro que la educación forma parte fundamental del proceso de socialización (y de humanización). Dejarla en manos de los grandes grupos empresariales que proveen programas informáticos (formas de concebir y hacer distintas acciones) y contenidos digitales no parece la mejor solución . Respecto a las "novedosas" capacidades multitarea de los "nativos digitales" quizás el autor del artículo publicado por Educ.ar nunca haya jugado, estudiado, comido, hablado o leído el diario viendo televisión, ni haya mantenido varias conversaciones simultáneamente o en el colegio quizás no prestaba atención al maestro mientras dibujaba, intercambiaba mensajitos escritos con los compañeros, jugaba a las cartas y demás actividades paralelas que al menos yo, que tengo 52 años, siempre hice sin ver en eso nada excepcional ni diferente a lo que hacía la generación de mi padre que, sin duda, también se comportaba de manera similar.

¿Una nueva especie sobre el planeta?

Cito textualmente un párrafo del artículo de Kiektik que, debo reconocer, me pone los pelos de punta:

"Ahora tenemos una nueva ecología cognitiva y una nueva 'barrera' (lo digital), que muchos de los definibles como migrantes no logramos atravesar suficientemente: entonces se favorece la diferenciación de una nueva raza o quizás especie, es decir una nueva especiación 'cognitiva', para este caso los llamados 'nativos digitales' ".

¿Nueva raza? ¿Nueve especie? ¿Nueva especiación (sic) cognitiva? ¿De qué habla? ¿Esto es argumentar?
¿No es hora de que nos dejemos de llenar el mundo de palabras nada?
¿No seria mejor que en lugar de apresurarnos hablar de cambios cognitivos escuchemos a los especialistas en el tema y no a consultores y voceros empresariales ?

Nota final acerca de mi relación con lo digital:

Durante la década de los setenta empecé a jugar a videojuegos, a principios de los ochenta compré mi primera PC y en 1993, cuando comencé a estudiar los fenómenos sociales y culturales vinculados con la digitalización, me conecté por primera vez a Internet a través de Telnet. En cualquier caso llevo tantos años de inmigrante que soy más del lugar que muchos naturales (o nativos) y si tengo que elegir, a diferencia de Kiektik (ver perfil en Educ.ar) elijo la modernidad y no la edad media, tiempo en el que el conocimiento, recuerdo, estaba reservado a uno muy pocos privilegiados.
Sostengo que detrás del aparente progresismo de ideas como las defendidas en el artículo comentado se esconde una concepción del mundo similar a la existente en el período histórico que su autor parece preferir. Propongo abrir un debate sobre el tema.

Dr. Diego Levis
Invito a los lectores a participar en el debate

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Considero de interés el debate que se ha generado; más allá de que no soy experta en TIC, desarrollo acciones con niñas/os y adolescentes y por ende me atrae la invitación a reflexionar.
En diferentes escenarios asistimos a cierta lógica de opuestos, unos vs otros, (nativos vs inmigrantes en este caso), que lejos de favorecer la discusión y enriquecerla muchas veces la empantanan. La utilización de categorías de análisis en las Ciencias Sociales puede a mi criterio ser de utilidad para la realización de investigaciones, pero la aplicación de estas categorías a los hechos cotidianos alimentan una mirada que conlleva el riesgo de estigmatizar y cristalizar diferencias, alejando así la posibilidad de un desarrollo inclusivo, esencial siempre pero más aún en el ámbito de la educación.

¿Deberíamos siguiendo la lógica de "nativos e inmigrantes" identificar alguna categoría adicional para las/os que no pertenecieran a una u otra? ¿Cuál sería la utilidad o el beneficio de poder hacerlo? ¿Favorecería esta construcción la movilidad de las/os integrantes de una categoría hacia la otra?
¿Por qué no incorporar progresivamente la "perspectiva de lo digital" de forma transversal y en el marco de un debate que integre a los diferentes actores, a fin de que universalmente les sea posible a los "unos y a los otros" apropiarse de ella?

Un saludo,
Nora

Diego LEVIS dijo...

Nora, concuerdo con vos en tu apreciación acerca de los límites de la creación de categorías de opuestos para describir fenómenos sociales y culturales de naturaleza compleja. El uso de términos que actúan como lemas es, a mi juicio, funcional a la ideología de la no acción, del "laissez faire" cuyo fin principal es asegurarse el mantenimiento d eun estado de cosas que resulta muy beneficioso a los intereses de los sectores económicos y políticos más poderesos

Anónimo dijo...

En lo que a mí respecta tengo algunas dudas referidas a qué intereses beneficia el mantenimiento de un estado de cosas y si siempre los términos que actúan como lemas son o no funcionales a cierta ideología, pero si así fuera al serlo, tal vez la ideología deje de ser la de la "no acción" para transformarse en alguna forma de "acción" aunque negativa, y estaríamos así nuevamente transitando por una lógica de opuestos...

Más allá de la importancia que le asigno a qué y a quién se es funcional, y a los intereses que de algún modo se beneficia, temo que esta preocupación me distraiga y no me permita ver la severidad de lo que la omisión en sí misma representa.

Gracias Diego por su respuesta,
Nora

Anónimo dijo...

Hola:
..Pareciera como expresó Nora que la omisión producto de la ideología de la "no acción" ya es en sí misma una ausencia grave, pero que, como señaló Usted Dr Levis, al dejar valencias libres ¿se vuelve funcional a diversos intereses?

Y en relación con las categorías "nativos e inmigrantes" con las que no acuerdo, espero que a nadie se le ocurra ahora al concepto de "brecha digital" agregarle la denominación de "brecha digital intergeneracional"

Un saludo y gracias,
Marina

Diego LEVIS dijo...

Nadie todavía acuño la expresión "brecha digital intergeneracional" pero el mensaje subyacente que está implícito en los discursos de los supuesto nativos digitales, precisamente parece querer instalar, naturalizar esa idea.

Alejandro dijo...

Diego: concuerdo con tus observaciones, y espero que el debate siga abierto.
Sigo viendo cantidad de docentes que enfrentan a los jóvenes con miedo en las clases, convencidos de que la distancia entre unos y otros es insalvable... Me pregunto: ¿no será que esta predica sirve para que quienes orienten a los nativos digitales sean los dueños de las multinacionales del software?
Cordiales saludos.

Anónimo dijo...

Sr. Levis:

Coincido completamente con su apreciación al respecto de estos temas. Creo que mucho de lo que se dice en Educ.ar es tendencioso y lleva agua para algún molino que no es el de la escuela y sus actores. Varios opinólogos que eran críticos con mucho de lo que se hacía allí han pasado del otro lado del mostrador y ahora son los dueños de la educación argentina.

Yo estoy involucrado en varios proyectos porque encontré últimamente profesionales de la docencia que tienen los piés en la tierra y la cabeza en su vocación, después de pasar un tiempo con la desazón de ver quienes tienen la "manija" en la educación.

Sólo nos falta unirnos y mostrar que otra forma de pensar y actuar en educación es posible.

Admiro su trabajo. ¡No deje de escribir, por favor!

Saludos,

Enrique Quagliano

Anónimo dijo...

Diego quiero preguntarte en relación al debate (muy bueno!!) que instalaste en tu pág, más allá de que son temas que me son algo ajenos, ¿por qué esta reiteración no tuya sino en general de señalar a la "empresa" con todo lo que esto implica, como protagonista y mentora de la debacle educativa? ¿no pensás que mirar la vereda de enfrente deja la posibilidad de hacer autocrítica de lo que acontece desde este lado y por ende hacerse cargo de las diferentes y necesarias responsabilidades? ¿No estarán instalando continuamente categorías de opuestos las mismas personas que cuestionan a los nativos/inmigrantes? por ej público-privado, ¿blanco o negro?
Ana

Anónimo dijo...

Estimado Diego:
No te parece un poco agresiva la respuesta a este tal Kiektik?
Me parece que entre tanto debate educativo nos olvidamos una frase que acuñaron nuestros abuelos
"lo cortes no quita lo valiente"
No lo tomes como una crítica sino solo un comentario
Abrazo
Rodolfo Llanos
www.soloingles.com

Diego LEVIS dijo...

Quizás mi respuesta sea efectivamente algo agresiva. Lo cierto es que hace cerca de 14 años que trabajo en estos temas. No son las palabras de Kietkik la razón de mi artículo sino las ideas y propuestas que refleja, lamentablemente las que predominan en el diseño de la mayoría de las propuestas que se impulsan desde instancias oficiales de nuestro país, con las consecuencias que empiezan a verse.
(Internet y la computación deberían ser mucho más que una oportunidad para mejorar la rentabilidad de las empresas y un gran negocio para algunos sectores económicos)

Anónimo dijo...

La posibilidad de introducción del concepto de brecha digital intergeneracional me ha dejado pensando; me planteo que el verdadero abismo si lo hay es intrageneracional: niñas/os y adolescentes(nativos?) y sujetos adultos (¿inmigrantes?) subsumidos ambos en diferentes y marcadas desigualdades en general y en el acceso a las TIC en particular.

De forma tal que las categorías que si bien pueden ser de utilidad para algunas de las personas que las promueven, deberían tal vez ser objeto de alguna forma de subcategorización que exprese mejor la realidad del problema ya que la sóla mención de "nativos" e "inmigrantes" no pareciera contemplar las diferencias que encierra cada una de ellas, y que al ser dejadas de lado, las vuelve aún más invisibles,

Un saludo,

Nora

Diego LEVIS dijo...

Agradezco a todos sus comentarios, ideas y sugerencias. Pienso que lo importante son las acciones educativas que se promueven y las que no se promueven. Chicos y chicas utilizan los dispositivos técnicos que tienen a su alcance, pero lo verdaderamente importante es que esos usos representen un enriquecimiento para sus vidas. Que contribuyan a su formación como ciudadanos y a su crecimiento como personas (jugar y divertirse incluidos)

Anónimo dijo...

...nativos? inmigrantes? ...nada más alejado de una comunidad de aprendizaje mutuo en la que predomina la horizontalidad en las relaciones y en la que adultos y chicos se benefician, aprendiendo, ambos