17 mayo, 2008

"Facilita la vida pero quita el cara a cara"

Artículo de Diego Levis publicado en el diario "Crítica de Argentina" el sábado 17 de mayo de 2008


"Internet es presentada desde hace más de una década como fuente de beneficios en todos los ámbitos de nuestra vida. Desde entonces gobiernos y organismos multilaterales promueven el acceso y el uso de la Red como objetivo de políticas sociales, educativas y económicas. Entretanto aplicaciones tecnológica y socialmente innovadoras conquistan las preferencias de los más jóvenes dando lugar a la aparición de nuevos hábitos y prácticas que generan una extraña mezcla de admiración y desconcierto entre muchos adultos que se sienten ajenos a este universo.

Estrategas publicitarios se apresuran en caracterizar a los jóvenes usuarios de los medios electrónicos con denominaciones más o menos acertadas, sin apreciar que desde hace al menos veinticinco años estas tecnologías están cambiando el modo en que trabajamos, nos comunicamos, nos informamos, nos divertimos e incluso nos relacionamos social y afectivamente todos los que utilizamos habitualmente computadoras, celulares y demás dispositivos informáticos. Aparatos que facilitan nuestra vida y al mismo tiempo nos pueden llevar a olvidar el valor de una mirada y de una sonrisa, de todo lo que hace a una verdadera comunicación humana, aquella que se produce cuando nos encontramos cara a cara con nuestros semejantes"

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Estimado Diego:

Leo a menudo sus interesantes aportes y percibo a veces en ellos la descripción de cierta tensión entre los beneficios de las nuevas tecnologías y el riesgo que en ocasiones suponen de alejarnos de la comunicación cara a cara..¿real?.


Paralelamente rescato las palabras del escritor Juan José Millás, quién en una entrevista aparecida hoy en adn cultura destaca que "la escritura abre y cauteriza al mismo tiempo las heridas", sin especificar a qué tipo de escritura se refiere: gráfica o mediada por las nuevas tecnologías.


Mi pregunta entonces a modo de reflexión es si la supuesta tensión entre ambos tipos de comunicación: virtual y real o cara a cara es en sí misma una tensión o si en realidad ambos tipos de comunicación no representan variantes de una sóla, que ubicadas en los extremos de una relación pendular encuentran diferentes mecanismos complementarios de expresión, funcionales a la vez y en ocasiones a las diversas posibilidades temporo-espaciales y emocionales que se les presentan tanto a emisores como a receptores.


Un saludo y gracias por sus aportes y comentarios,
Nora

Daniel I. Krichman dijo...

Hola Nora:
Pasaba por acá, ví luz y entré...

Yo diría que no hay diferentes "tipos" de comunicación. Es un sistema binario: hay o no hay. Apagado o prendido. Me parece, además, que las tecnologías lo que hacen es poner eso en blanco sobre negro. La comunicación es un acto entre personas, aunque los ingenieros se refieran a veces metafóricamente a las conexiones entre aparatos en esos términos.

Creo que también hay una importante presión del mercado para confundir una cosa con otra, porque de esa manera se pueden conseguir varias ventajas: expandir los mercados potenciales haciendo que todo el mundo sienta deseos de poseer aparatos o ser usuario de tecnologías que luego convergen en la compra de aparatos; y mantenernos a todos en un "alegre" individualismo colectivo, que nos impida ver como los grandes jugadores económicos hacen negocios espúreos, contaminan, corrompen a más de cuatro y todas esas lindezas.
Buenas tardes, de todos modos ya me iba.

Diego LEVIS dijo...

Daniel, coincido plenamente con vos. Muchas gracias por expresar con tanta claridad algunos de los ejes centrales de los intereses que impulsan el tecnopositivismo que nos rodea. Es un honor tenerte entre los lectores de mi espacio

Anónimo dijo...

Gracias Daniel por tu aporte esclarecedor,

Nora